niñas

Cosas a tener en cuenta sobre los dientes de leche

Como todos sabemos, la caída de los dientes de leche son algo natural, un proceso que todo niño debe pasar para poder tener su dentadura definitiva. 

Los dientes de leche se pierden a medida que el niño crece, es importante asegurarse de mantener un buen cuidado e higiene de estos dientes. 

Una de las primeras cosas que deben hacer los padres es intentar hacer comprender a sus pequeños de la suma importancia que tienen sus dientes de leche.

Además, estos dientes tienen una serie de funciones, más allá de la propia función de morder y masticar alimentos, como ayudar en la correcta formación del habla.

A continuación, veremos algunas de las precauciones que debemos tomar para tener una buena salud de los dientes. Estas indicaciones son extraídas de un curso higienista dental en Barcelona.

Asegurate de que tu hijo se cepilla los dientes dos veces al día o al menos a la hora de dormir, cuando aumenta la acumulación de bacterias en la boca mientras el niño descansa toda la noche. Estas partículas de comida que permanecen en la boca pueden producir caries. 

Antes de ir a dormir se desaconseja el consumo de refrescos o bebidas azucaradas, pues el ácido de estas bebidas permanece en los dientes y ataca el esmalte durante un período prolongado mientras el niño duerme. 

Otra de las indicaciones para prevenir problemas en los dientes de leche es evitar comer dulces entre comidas, ya que esto aumenta el riesgo de caries dental.

La mayoría de los niños siguen el ejemplo de los adultos, por lo que si se les muestra que se puede disfrutar de una pieza de fruta después de una comida en lugar de los dulces azucarados, bollería industrial y otros. rápidamente adquirirán un hábito más saludable que puede durar para toda la vida.

Aún así, insistimos en que lo primordial es limpiar correctamente los dientes.

Cómo limpiar los dientes de leche

Cualquier dentista o farmacéutico podrá recomendarte un cepillo adecuado para un niño. Deberá ser pequeño y, por supuesto, suave, igual que la pasta de dientes. Hoy en día existe pasta de dientes ideal para niños, con sabores frutales y dulces con flúor para sus pequeños dientes.

Cuando el niño tiene la edad suficiente, la forma más fácil de enseñarle a cepillarse los dientes es hacerlo tú mismo delante de él. No fuerces al niño, poco a poco empezará a imitarlo.

Después de algunos meses puedes dejar que el niño se cepille los dientes por sí mismo. Al principio, el niño jugará con él, pero pronto empezará a usarlo adecuadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *